Preguntas frecuentes


Estudiantes

Conocimiento de sí mismo

¿Qué necesitan desaprender los educandos para ser más creativos en el ámbito escolar?
Necesitan desaprender:
Que las calificaciones señalan la importancia de lo que aprendemos,
Que cometer errores es vergonzoso,
A no preguntar cuando se tiene curiosidad y
A creer que la responsabilidad en el aula es sólo del y la docente

 


¿Qué puedo hacer si el divorcio de mi padre y mi madre no me está permitiendo concentrarme en mis estudios?

Las desavenencias entre adultos pueden suceder y afectarnos porque los queremos; sin embargo, es preciso comprender que el divorcio no significa que hayan dejado de querernos y que es necesario continuar con los estudios, los proyectos, incluso con la relación que hemos llevado con él y con ella, tratando de no tomar partido, de no guardar resentimientos y adaptarnos lo más rápidamente posible a la organización de esta nueva vida en la medida de lo posible; el dolor y la tristeza poco a poco irán pasando.

       

¿Cómo me veo?

Por naturaleza, todos los seres humanos nacemos con un fuerte instinto de conservación que nos permite protegernos en situaciones de peligro, así también procuramos agradarnos y querernos a nosotros mismos de manera natural.

Lo que suele cambiar esta tendencia inicial tiene que ver con el lugar que ocupamos en nuestro hogar, la importancia que nuestra familia nos demuestra y la forma en que fuera de la familia somos percibidos por los demás, la manera en que nos sentimos amados por ellos.

Todos y todas tenemos la necesidad de sentirnos aceptados como somos y esta fuerza de aceptación la otorga principalmente la familia que también juega un papel fundamental en el modelamiento y en la formación de los rasgos de carácter.

Si deseo cambiar la forma en que me veo, necesitaré tener paciencia y constancia, ya que el cambio no es rápido; es como el que se da en una semilla que necesita crecer para lograr ser árbol. El cambio empieza con la aceptación de cómo soy; y para conocerme, deberé hacer un inventario de los defectos y de las cualidades que poseo, y pensar cómo voy a cambiar lo que no me agrada, para empezar cosa por cosa y no todo a la vez.

La constancia y el esfuerzo ayudarán mucho a poner en práctica lo que quiero cambiar; también es posible y natural que se presente el miedo, que puede superarse teniendo confianza en sí mismo y la suficiente responsabilidad para asumir los propios defectos sin culpar a otros por nuestra forma de ser; es necesario poco a poco ir tomando decisiones propias y a su debido tiempo.

Si quiero cambiar la pereza tendré que programar actividades que me interesen y motiven; si tengo ciertos rasgos de egoísmo, practicaré día a día la generosidad; la ira requiere del control de mis impulsos y de paciencia; si me creo mucho, muy por encima de los demás, tendré que demostrar solidaridad y humildad; y así cada defecto de carácter encuentra su propio antídoto para formarnos como mejores personas.

Nunca llegaré a ser perfecto o perfecta pero es interesante practicar el propósito de la mejora continua, con lo que seguramente nos sentiremos más satisfechos de nosotros mismos.

 


¿Porqué todo me da flojera?
Durante la adolescencia están ocurriendo cambios fisiológicos y metabólicos que requieren mayores períodos de descanso; sin embargo esto no ocurre forzosamente todos los días, sino que depende de las características de cada persona, de las circunstancias, de estar en entornos y con personas activas o inquietas o que algunas están deprimidas o desmotivadas o enojadas y así manifiestan esos sentimientos.

Para contrarrestar la pereza como defecto de carácter, puede servirte tener varias actividades de interés para mantenerte ocupado y no dejarte llevar por la inactividad, pero también es necesario dormir bien, por lo regular de 8 a 10 horas al día.

 


¿Qué hago cuando alguien me dedica un halago?


Agradecerlo y aceptarlo con alegría esto me ayuda a sentirme bien y a retroalimentar mi autoestima.


¿Cómo vencer el miedo de encontrarme conmigo mismo?
El miedo nos protege del peligro real o imaginario que existe a nuestro alrededor. Por eso en ocasiones tratamos de evitar enfrentarnos a nuestras debilidades humanas para no deprimirnos o decepcionarnos descubriendo lo que no nos gusta de nosotros o de nosotras.

Se necesita mucho valor para enfrentar nuestras debilidades, porque puede llegar a ser doloroso descubrirnos tal como somos. Algunas veces se requiere buscar ayuda profesional y practicar la tolerancia y el perdón a nosotros mismos, para vencer el miedo.


¿Cómo puedo cambiar lo que no me gusta de mí?
Por naturaleza, todos los seres humanos nacemos con un fuerte instinto de conservación que nos permite protegernos en situaciones de peligro, así también tendemos a agradarnos y querernos, de manera natural, a nosotros mismos. Lo que suele cambiar esta tendencia inicial tiene que ver con el lugar que ocupamos en nuestro hogar y la forma en que fuera de la familia somos percibidos por los demás, la manera en que nos sentimos o no amados por ellos.

Así, cada vez que atentamos contra nuestra naturaleza, nos despreciamos a nosotros mismos, porque negar o ahogar esta tendencia a apreciarnos nos enferma.

Cuanto más aprendamos de las tendencias naturales de los seres humanos, más sencillo será descubrir en nuestro interior cómo amarnos, respetarnos y procurarnos la felicidad.

Es cierto que somos seres dinámicos, nuestra relación con el entorno y los demás nos transforma constantemente, y es cierto también que contamos con la posibilidad de auto-transformarnos si no nos gustamos.

Sin embargo, es necesario considerar que la "adaptación" al entorno y ser "aceptados" en él, no siempre es sinónimo de salud emocional.

Hay entornos que tienden a masificarnos, a involucrarnos en prácticas consumistas o formas de vida convencionales, que nada tienen que ver con nuestra verdadera esencia.

Lo más adecuado es analizar si lo que se presenta como muy atractivo y emocionante es para mi persona realmente algo saludable; y ser firme en nuestras decisiones.

Por fortuna, en estos casos también podemos encontrar a quienes compartan nuestra forma "diferente" de ver el mundo y estén interesados en conservar y desarrollar su naturaleza interna.

Sentir miedo culpa o ansiedad tampoco es equivalente a estar desajustados psicológicamente o equivocados en nuestras percepciones, porque muchas veces esos sentimientos aparecen cuando vivimos en un medio que no nos procura la seguridad que necesitamos para desarrollarnos, que no nos ofrece la satisfacción de nuestras necesidades básicas.

Pero si al buscar nuevos nexos fuera del hogar nos encontramos con un ambiente que nos incluya y respete, es posible construir poco a poco nuestra seguridad, la certeza de ser capaces, la confianza en nuestras habilidades, y estar tranquilos porque somos aceptados, porque gustamos a los demás; es posible conseguirlo aunque nuestra infancia haya carecido de alguno de estos apoyos.

Lo que heredamos genéticamente no lo podemos cambiar, pero nuestros rasgos de carácter sí,
y la clave es empezar a ejercitarnos adecuadamente para reconocer esos aspectos con honestidad y lograr el cambio.


¿Cómo descubrir quién soy?

La juventud es el tiempo y espacio ideal para lanzarse a la búsqueda de sí mismo,
es justo el momento en que podemos averiguar si esa idea que tenemos de lo que somos a partir de la relación con nuestra familia nos sirve o no para ser la persona que queremos construir.

Generalmente creemos saber quiénes somos a partir de lo que los demás dicen, piensan de nosotros o por la forma en que nos tratan, pero somos mucho más que eso, y si estás interesado en descubrir quién eres, esa tarea sólo puedes hacerla tú.
Se trata de un proceso que dura toda la vida, porque somos seres en constante transformación que nos enriquecemos día a día con las experiencias y en nuestra relación con los demás.

Es interesante saber la forma en la que los demás nos conciben, pero la única manera de saber quiénes somos realmente es volteando a mirarnos, por dentro y por fuera. Las características que tiene nuestro cuerpo más allá de lo bonito o feo que pueda parecer a los demás, es nuestro, único, irrepetible.

Después viene la forma en que sentimos, la forma en que nos comportamos y en que reaccionamos ante las circunstancias. Podemos comportarnos de maneras diversas en nuestra casa, en la escuela o con nuestros amigos, pero siempre hay algo que nos identifica, que nos caracteriza, que nos diferencia de los demás y siempre está con nosotros y a eso se le llama identidad.

A veces creemos que tenemos que estar de acuerdo con todos y actuar igual que ellos.
Creer que si estamos con gente ruda debemos gritar y decir groserías, cuando estamos con gente tranquila, portarnos de forma agradable y de buenos modales. Sin embargo, para ser uno mismo hay que basarse en lo que cada quien siente y en lo que cada quien es y no es necesario estar cambiando cada vez que andamos con diferentes personas. Si soy tranquilo o tranquila por naturaleza, eso me parece bien y puedo ser así, independientemente de con quien esté, esperando que así me respeten y si no lo hacen es problema de ellos y no mío, porque me estimo a mí mismo y me siento contento como soy.

Si trato de ser un duplicado de alguien más, me perderé la oportunidad de descubrir quién soy en realidad; cuando reconozco mi originalidad descubro que ser como soy es más divertido de lo que me imaginaba.

Si te decides a observar tus características personales en lo que te gusta, lo que sientes, en tus actitudes, seguramente te encontrarás con muchas sorpresas y sabrás que puedes aceptarlo o cambiarlo de acuerdo al sentido que quieras darle a tu vida.

Si nos preguntan quiénes somos seguramente no sabremos qué contestar, pero sabemos de nosotros más de lo que nos imaginamos o lo que queremos aceptar, pero es difícil ponerlo en palabras y sobre todo reconocerlo ante los demás.

Hay quienes dicen que es increíble el tiempo que invertimos tratando de parecernos a los demás a costa de renunciar a lo que realmente somos.

Una buena forma de iniciarnos en el autoconocimiento es aprender a escucharnos, confrontar nuestras acciones con lo que realmente nos gustaría hacer; determinar si nuestra conducta tiene que ver con nuestra necesidad de sentirnos aceptados o porque en realidad estamos convencidos de ella.

A veces es necesario detenernos un poco para pensar y analizar "esto quieren los demás, esto quieren mis padres. si pero y ¿Qué quiero yo? Entonces, podremos tomar la decisión más conveniente.

 

Vida Saludable

Abuso de Sustancias Adictivas

¿Qué hago cuando en mi familia hay consumo de alguna droga?
Es una situación común que alguno de los padres consuma alcohol o fume tabaco, sustancias que aunque legales no dejan de ser menos problemáticas o dañinas que las sustancias ilícitas a las que llamamos "drogas". Esto representa para muchos jóvenes una situación de mucho conflicto, pues algunas personas pueden rechazarlos o señalarlos, lo que les causa dolor y vergüenza; pero, por otro lado, algunos jóvenes toman ventaja y usan esta situación como pretexto para negociar o confrontar a los padres, poniendo en duda su autoridad para prohibirles algo o regañarlos.
Sin embargo, lo más importante sería reconocer que tanto el consumo de alcohol y tabaco como el de cualquier otra droga, son un problema grave que afecta la salud física y mental; y que abandonar o reducir el consumo escapa a la voluntad y buenas intenciones de sus consumidores. No olvides que son personas que necesitan ayuda y ten en cuenta que:
- Nunca es provechoso discutir con una persona intoxicada, así se trate de alguno de tus padres, sólo escucha o retírate respetuosamente.
- Tampoco busques abusar de su condición, esa es una trampa en la que tú mismo te puedes enredar.
- No tomes su problema de consumo como pretexto para justificar actos tuyos o para chantajear y obtener beneficios.
- No dudes en hablar directa y sinceramente con ellos de lo que te preocupa de su consumo cuando se encuentre en sobriedad.
- Sugiere que se busque ayuda profesional para la familia en su conjunto, pues las adicciones no dañan solamente al consumidor.
- Puedes consultar con algún experto o un grupo de ayuda mutua, de los que encontrarás direcciones a través del Comité Construye T de tu escuela, o en el portal Construye-T, si lo crees conveniente.

 


¿Cómo convivir con mis amigos si siempre existe consumo de alguna sustancia cuando nos reunimos?
Es una situación común que en muchas de las actividades que reúnen a jóvenes exista el consumo de alguna sustancia, las más comunes son el alcohol y el tabaco. Oponerse a estas conductas, la mayoría de las veces, equivale a exponerse al rechazo y la burla; por lo mismo muchos jóvenes como tú llegan a aceptar conductas que no desean.
Es necesario que tengas en cuenta que, si tú no quieres consumir una sustancia o drogas pero deseas convivir con tus grupos de amigos, tienes varias opciones que puedes poner en práctica. Te recomendamos algunas para que puedas valorarlas y ponerlas en práctica, si lo crees conveniente.
- Actúa asertivamente: Con respeto pero con firmeza puedes rechazar la invitación, agradeciendo su atención y retirándote de la reunión.
- Propón alternativas distintas: El consumo de sustancias puede deberse a falta de otras opciones que resulten atractivas; puedes proponer a tus amigos realizar otras actividades antes de que sean ellos los que te propongan reunirse para tomar algo.
- Hacer alianzas de apoyo: Puedes acordar con alguno de tus amigos que no coincida con el consumo y proponer realizar actividades más sanas, la unión hace la fuerza.
- Evaluar la amistad: Si no aceptan ninguna sugerencia y su actitud hacia ti es intolerante, debes cuestionarte seriamente si ellos, en realidad, te consideran su amigo.
- Tomar decisiones a tiempo: Puede ser frustrante no sentirse aceptado por pensar diferente o no coincidir en las formas de divertirse, pero es necesario ser realista y tomar una decisión a tiempo y no arriesgarse a conductas que a la larga pueden ser más graves para ti, tu familia y los que te rodean. Siempre habrá otros que te valoren y coincidan con tu forma de pensar.


¿Qué puedo hacer si he tenido contacto con alguna droga?
El uso de drogas, experimental o por curiosidad, son situaciones frecuentes entre jóvenes de tu edad, que en la mayoría de los casos no representan más que eso, una experiencia y ya. Sin embargo, para algunos puede tratarse de algo muy grave es una realidad, como el comienzo de una adicción, sufrir algún daño a su salud por la mala calidad de dichas sustancias o por una intoxicación por una dosis excesiva.
Por esto, es necesario que si decidiste probar, aunque haya sido una sola ocasión, alguna droga puedas ponerte en contacto con algún especialista o profesional de la salud que pueda orientarte y de ser necesario hacerte estudios o valoraciones adecuadas para evitar situaciones que puedan representar algún riesgo a tu integridad. En verdad no tengas temor a hacerlo, los especialistas y personal de salud nos manejamos con el principio de confidencialidad de la información y lo que comentes sólo será conocido por ti y por él.

 


¿Cómo puedo ayudar a una amiga o amigo que consume drogas?
Es muy seguro que en las condiciones actuales, ya sea en tu escuela o en tu comunidad, tengas conocimiento de alguna persona conocida que esté consumiendo alguna droga. Cuando esta persona es un amigo o amiga, la sorpresa puede ser grande y los sentimientos de dolor y/o decepción pueden llevarte a tomar una actitud poco favorable para ayudarle. Te recomendamos tomar en cuenta lo siguiente:
Guarda la calma y mantén una actitud abierta y de disposición a escuchar; muchas veces esto es suficiente para que tu amigo o amiga se sientan motivados y busquen soluciones al consumo de la droga.
Procura no dar consejos, sobre todo si no te los piden y busca entender los motivos por los que tu amigo o amiga se ha acercado a las drogas.
En la medida de lo posible, si te lo comenta, trata de aclarar por qué te lo dice y si espera algo en especial de ti.
No hagas juicios de valor respecto a lo que te comente, no lo regañes ni le digas que lo que hace está mal, eso puede provocar que desconfié de ti y se aleje.
Busca motivarlo para que encuentre apoyo y asesoría de un profesional e incluso puedes ofrecerle acompañarlo.
Si desconoces algún lugar especializado para atender este tipo de problemas, contáctate con el comité Construye-t de tu escuela, que seguramente cuenta con direcciones de servicios cercanos a la escuela; o llama al número de orientación de CONADIC: 01 800 911 2000.
También puedes encontrar apoyo en el sitio electrónico www.conadic.gob.mx.

 


¿Por qué los jóvenes nos acercamos a las drogas?
Los motivos que un joven tiene para acercarse a las drogas suelen ser diversos, destacándose motivaciones individuales, determinantes familiares y factores sociales entre los figuran:
- La curiosidad de experimentar.
- El desconocimiento de los daños, lo que posibilita que no se tome una decisión adecuada.
- La fuga emocional de situaciones dolorosas o inaceptables.
- Padres consumidores de sustancias legales o ilegales que propician un sentido de permisividad hacia dichas conductas.
- Relaciones conflictivas y falta de comunicación entre padres e hijos que destruye los lazos de seguridad y confianza en el hogar.
- Intentos de destacar entre su grupo de amigos, al hacer algo prohibido.
- Fácil acceso a la venta y consumo.
- Para evitar el rechazo y sentirse parte del grupo de amigos consumidores.
- La influencia de los mensjajes de los medios y la publicidad, que crea expectativas y modelos de vida ajenos.
Sin embargo, cualquiera que sea el motivo, los resultados suelen ser riesgosos y en muchos de los casos trágicos.


¿Qué son las Adicciones?
Por adicciones se hace referencia al fenómeno que se desarrolla al entrar en contacto una persona con una sustancia adictiva (droga), especialmente cuando este contacto se vuelve recurrente y se prolonga más allá de la voluntad o esfuerzos de la persona por evitar el consumo de la misma. Se ocasiona, por consecuencia, un cambio severo en su conducta, sus emociones y forma de pensar que le llevan a sufrir problemas constantes con la familia, la escuela y su comunidad. Éstos se acentúan y agravan con el tiempo, y pueden ser el rechazo social, los conflictos constantes con la familia y posibles problemas con la policía, entre otros.

 

Consumo y Salud

¿Qué acciones podemos llevar a cabo para mejorar nuestra calidad de vida y prevenir los trastornos de alimentación?
La adolescencia, tal como una etapa más de desarrollo en la vida, ofrece una variedad de posibilidades para generar espacios de información y prevención. Muchas de las características que se presentan en la vida adulta, como actitudes de iniciativa y propositivas, tuvieron su origen en la adolescencia, en la forma en que el o la joven se integraron con distintos grupos, cambiaron circunstancias desfavorables, o se comprometieron con su propio desarrollo. Es por ello muy importante que favorzcas estas actitudes, lo que será para ti un recurso básico prevenir tanto trastornos de alimentación, como muchos otros problemas.

Algunas de las actividades que puedes realizar son:
Planear hábitos saludables en tu forma de consumir todo tipo de productos, incluyendo los alimentos.
Obtener información confiable sobre alimentación y nutrición.
Establecer acciones de participación conjunta con organizaciones de tu escuela y tu comunidad, para colaborar en temas de orientación, prevención y prestación de servicios.
Participar en comités y grupos que analicen y evalúen los mensajes de los medios masivos sobre dietas y métodos para adelgazar y estereotipos corporales.


¿Quiénes son más vulnerables a tener un trastorno de alimentación?
En México, conforme a varios estudios realizados, la población adolescente femenina es quien se encuentra en mayor riesgo de desarrollar un trastorno de alimentación, en una proporción de 3 a 1 frente a los varones.

Lo anterior se explica por diferentes razones entre las que sobresalen la etapa de la pubertad y la aparición de cambios físicos importantes que se contraponen con el ideal social que equipara la "delgadez" con la belleza. Esto causa también impacto en el autoconcepto de las chicas, pues como cualquier adolescente, los cambios emocionales y de convivencia social se rigen muchas veces por la condición de ser aceptados y queridos. Por lo tanto, a raíz de la turbulencia propia de la adolescencia, es factible que se instalen en este grupo conceptos erróneos sobre sí mismos a partir de la fórmula:
La delgadez = belleza= aceptación= amor.

Las señales de alerta se intensifican en chicas que tengan antecedentes de un trastorno de este tipo en algún familiar cercano, que se deprimen frecuentemente, que han experimentado o utilizado sustancias psicoactivas o con problemas de obesidad.

 


¿Qué tengo qué hacer si creo tener un problema con mi alimentación?
Si has notado una preocupación excesiva por tu peso e imagen corporal, acompañada de sentimientos de que vales menos que los demás, ansiedad y modificaciones en tus hábitos de alimentación, lo más recomendable es buscar apoyo. Puedes hablar de estas preocupaciones con un amigo o amiga, o un familiar, docente, u orientador; si te es posible, consulta con un médico o nutriólogo para comentarles qué te está sucediendo y con qué lo relacionas. Hablar de estos temas es delicado, por lo que te puedes sentir inhibido, apenado o juzgado. Una primer manera de vencer estos sentimientos para pedir ayuda es informarte en los canales adecuados, ya sean medios electrónicos, bibliográficos o en las instituciones de Salud. La ayuda que puedas recibir es vital para cambiar tu manera de verte a ti mismo y el mundo que te rodea.

 

 

Sexualidad con Responsabilidad

¿Cuáles son mis derechos, especialmente los sexuales y reproductivos? ¿Para qué me sirve conocerlos?
Los derechos sexuales son los que defienden la libre expresión de nuestra sexualidad, que nos ayudan a construir relaciones sin violencia, con respeto y equidad entre hombres y mujeres, sin discriminación ni riesgos. Por otra parte los derechos reproductivos aseguran nuestro bienestar físico y psicológico para que tengamos la libertad de decidir el número de hijos e hijas que deseamos y el momento en que queremos tenerlos.

Conocer tus derechos es indispensable para que puedas hacerlos valer frente a todas las personas.

Algunos derechos sexuales son:
Respeto a mi intimidad y mi vida privada
Vivir libre de violencia sexual
Ejercer y disfrutar plenamente mi vida sexual.

Algunos derechos reproductivos son:
Contar con servicios e información sobre métodos seguros y efectivos de planificación familiar
La maternidad o la paternidad libre y elegida.

 


¿Por qué crees que las y los jóvenes no usan el condón aunque tengan la información acerca de la importancia de cuidarse?
Aunque se han hecho investigaciones que buscan responder esta pregunta, aún no tenemos una respuesta única y segura; sin embargo, sabemos que hay distintas razones por las que las y los jóvenes dicen que prefieren no utilizar un condón, entre éstas están:
No se siente igual. Si bien la sensación del contacto con un material como el látex de por medio es distinta, podemos ganar muchísimo utilizándolo, ya que podemos prevenir embarazos no deseados o cualquier infección de transmisión sexual. Además, el uso de lubricantes puede ayudar a experimentar mayor intensidad en las sensaciones.
A mí no me va a pasar. Algunas y algunos jóvenes sienten que las enfermedades o los embarazos no deseados le pasan solamente a un número pequeño de personas y tienen una sensación de ser invulnerables ante estos riesgos
Me da pena pedirle que lo use. Hay mujeres que nos han contado que no usan el condón porque les da pena pedirle a su pareja que lo utilicen, incluso les cuesta trabajo hablar de estos temas, por lo que prefieren callarse, aunque sea a costa de dejar de cuidarse.
No tengo uno a la mano. No lo usan porque al momento de comenzar el encuentro sexual no tienen un condón cerca, y para buscar uno tendrían que interrumpir el contacto, por lo que prefieren continuar que parar para protegerse.
Confío en mi pareja. Algunas y algunos jóvenes creen que no usar condón es un acto de amor o de confianza, y creemos que vale la pena cuestionar esta idea, ya que sin duda una prueba de amor mucho mayor sería cuidarme y cuidar a mi pareja de cualquier infección o embarazo.

Creemos que ninguna razón es válida para dejar de cuidarnos o de cuidar a nuestra pareja, es muy importante que pienses en los posibles riesgos de no protegerte y que sepas que el condón es el único método que además de prevenir embarazos no deseados, evita que contraigamos infecciones de transmisión sexual.


¿Cómo crees que las diferencias de género pueden propiciar que exista violencia en nuestras relaciones?
Si bien las relaciones de género entre las y los adolescentes y jóvenes, producto de relaciones sociales concretas, son hoy más equitativas y respetuosas, pues expresan su amistad en forma más franca y tolerante; también es cierto que en la búsqueda de reafirmar sus identidades sexuales y genéricas, es común que los varones reproduzcan ciertos comportamientos tradicionales -al querer dejar de ser niños para llegar a ser "hombres"- repitiendo así conductas machistas y sexistas. Por su parte, las jóvenes que desde muy pequeñas fueron educadas para vivir y ser en función de otras personas, por miedo a ser abandonadas por sus novios o a sentirse solas, permiten que las maltraten o abusen de ellas, aunque sean formas muy sutiles o veladas, también reproduciendo conductas de sumisión y dependencia. De esta manera, sus conflictos los dirimen de forma inadecuada, viviendo relaciones de noviazgo muy violentas.

Bajo formas de pensar muy tradicionales, se espera que la mujer sea pasiva y dependiente, se entregue a su pareja por amor y responda de manera incondicional a sus necesidades; a su vez de los hombres se espera que tomen siempre la iniciativa, sean dominantes, tengan el control y sean proveedores y protectores. Sin embargo, ante las dificultades económicas y la falta de oportunidades educativas, la realidad es distinta, por lo que estas concepciones sobre las relaciones de pareja se ponen en tela de juicio provocando enfrentamientos y violencia. Resulta, entonces, muy importante cuestionar los estereotipos de género, en especial en la adolescencia, momento en que se revisan, pero también se confirman e incluso se refuerzan.

¿Qué diferencia hay entre sexo y sexualidad?
Sexo es una concepción biológica y se refiere al conjunto de características anatómicas y fisiológicas, determinadas genéticamente que diferencian a hombres y a mujeres. Incluye entre otras dimensiones la forma y el funcionamiento de los órganos sexuales internos y externos, los cromosomas sexuales y las hormonas.

La sexualidad incluye no sólo al sexo sino también al género, al afecto, el amor, la orientación sexual, la reproducción, etcétera. Es parte integral de la vida humana y se manifiesta en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prácticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y espirituales

 

Cultura de Paz y no Violencia

¿Cómo podemos hacer para no caer en provocaciones que nos incitan a responder violentamente?
En ocasiones otros u otras jóvenes nos hacen comentarios para molestarnos, buscando que reaccionemos de determinada manera, que nos enojemos o nos pongamos violentos. Si logramos separarnos, no "engancharnos" con lo que ellos esperan que hagamos, se romperá el encanto de la provocación y entonces probablemente abandonaran su objetivo. No les demos entrada, recordemos que ¡nadie puede hacernos sentir mal sin nuestro consentimiento!.

¿Crees que los conflictos son negativos y debemos evitarlos?
Los conflictos son una realidad siempre presente en las relaciones humanas y los grupos sociales. No podemos pensar que siempre podemos evitarlos y por tanto tenemos que aprender a manejarlos y resolverlos, y también a verlos como una posibilidad de crecimiento.

 

Escuela y Familia / Ambiente Escolar

Me han dicho que la Escuela tiene también una función socializadora, ¿dónde se manifiesta esta función?

Esta función de la escuela es permanente, y la podrás observar
En las interrelaciones cotidianas.
En todas las actividades que se realizan en la escuela.
En las charlas espontáneas y/o en las discusiones.
En los diálogos planeados.
En los espacios donde se reconocen los acuerdos y las diferencias.
En las formas de alcanzar el consenso y de aceptar el disenso.

 


¿Por qué es difícil que la escuela reconozca que los jóvenes somos diferentes unos de otros?
Porque tradicionalmente la escuela ha trabajado con la visión de que las y los jóvenes son objeto de la enseñanza y, en donde lo válido es lo que se les enseña y lo que logran aprender de las materias asignadas. La escuela tradicionalmente no nombra, ni reconoce a los jóvenes como sujetos sociales y, por lo tanto, no son portadores de derechos, conocimientos y responsabilidades. Para la escuela es difícil reconocer a las y los jóvenes como sujetos para la expresión, el diálogo, la confrontación y la diferencia.

La escuela es un espacio de tránsito social y cultural y hoy en día está buscando la apertura a nuevas formas de interacción y de relación, de mirar a las y los jóvenes y entender su mundo, y que esto les permita a ustedes como jóvenes reconocer la escuela como un espacio importante y significativo.

 


¿Qué es la identidad juvenil? ¿Cómo se construye?
Es la construcción de uno mismo. Es aquello que nos hace ser quienes somos, es la suma de nuestras experiencias, valores e intereses, que nos define como persona y nos distingue de los demás.

Se construye en diferentes etapas de la vida, y en su desarrollo crea conflictos con el entorno, puesto que este proceso dinámico no siempre es reconocido y aceptado por los demás. Es un proceso sociocultural en el que tú, como joven, reconoces tus capacidades, potencialidades y limitaciones; en esto influye el entorno, se realiza en tu vida de todos los días y en tu relación con otros/as jóvenes, que tienen un papel muy importante para ti.

 


A veces nosotros los jóvenes nos preguntamos, ¿qué es la escuela?
La escuela es un espacio en donde se deposita la responsabilidad y la confianza para que ustedes las y los jóvenes adquieran o desarrollen conocimientos y habilidades necesarios para desenvolverse en la sociedad. La escuela enseña todo lo que la sociedad asume que deben saber y que no pueden adquirir en el seno de su familia, agregando el componente de la evaluación.

Es una institución social especialmente creada como administradora de conocimientos y habilidades, con un espacio físico concreto, con una distribución del tiempo en su interior, y una serie de normas. Como institución tiene una función socializadora, ya que contribuye a que las y los jóvenes se integren a la sociedad, conozcan sus normas y se relacionen con sus compañeros, además de la de conservar y reproducir el equilibrio del sistema social.

Escuela y Familia / Familia

En la clase de ciencias sociales hablamos sobre el concepto de familia, el maestro dijo que "la familia está desapareciendo" y eso generó una gran polémica, ¿qué opina?
En primer lugar felicito que estos temas ya se estén abordando en las aulas, ojalá continúen y nos informen de lo que va pasando.

Existen algunas personas que hacen esta afirmación señalando que están en decadencia los valores morales en la juventud, la crisis de las parejas, el crecimiento en los índices de divorcio, la tendencia a disminuir de la tasa de natalidad, etc. Desde esta perspectiva, la familia es vista como una organización débil y destinada al fracaso.

Nuestra opinión es que la familia es algo complejo y con muchas formas de expresión. No podemos negar que existen situaciones que afectan y vulneran a la familia y a sus integrantes, pero eso no necesariamente significa que está desapareciendo. La institución familiar se está transformando ya que forma parte de los cambios culturales, políticos y sociales por los que atravesamos.

La familia no es ajena a las crisis económicas, así que cuando la economía se debilita repercute directamente en las familias, por ejemplo, la necesidad que existe en muchos hogares de que ambos padres aporten al gasto familiar o inclusive que los jóvenes dejen de estudiar por ingresar al trabajo. La vida de la familia se ve influenciada por todas estas condiciones. A muchas personas les gustaría pasar más tiempo en casa que en el trabajo, pero las condiciones ya están dadas. Ante esto, muchas familias optan por mejorar la calidad del tiempo de convivencia, llamarse por teléfono más seguido, buscar apoyo con otros parientes, etc.

De cualquier forma creo que es mucho más constructiva una visión dinámica y propositiva de la familia que una visión pesimista. Lo cierto es que tanto los adultos como los jóvenes piensan que la familia es un valor muy importante para su desarrollo personal y también para el desarrollo del país, por lo que vale la pena hacer algo por ella.


Existe un compañero cuya mamá acude frecuentemente a la escuela y discute por diversos motivos. Él se apena ante nosotros, y una buena parte del grupo se burla de ello, cada vez convive menos con nosotros y yo me siento mal.
¿Puedo hacer algo?

Sí, puedes hacer algo por tu compañero.

En primer lugar puedes hablar de tus sentimientos con él y demostrarle respeto por su situación. No marginarlo o burlarte de él lo hará sentir bien. Puedes buscar momentos de convivencia con los que son respetuosos con él, para que no lo molesten.

De forma indirecta lo puedes ayudar si tratas de que los demás eviten comentarios despectivos, apodos o burlas. Cambiar de tema o simplemente guardar silencio cuando los demás se burlan es una forma de decir "no estoy de acuerdo".

Puedes escucharlo si es que quiere hablar de ello, pero no trates de forzar una situación así. Sugerir que busque apoyo es otra buena alternativa.

No esperes demasiado sobre el comportamiento de los demás. De hecho al mostrarte tolerante e incluyente ya estás contribuyendo a que las relaciones en la escuela sean pacíficas y menos hostiles.

Si ya está funcionando en tu escuela el Comité Construye T, les puedes sugerir que se aborden temas relacionados y debes cuidar que la situación de tu compañero no sea expuesta, pues seguramente lo hará sentirse peor.

Si conoces a la madre de tu compañero, no trates de ser tú quien cambie las cosas. Déjalo en manos más experimentadas.


Mis padres están separados, yo vivo con mi madre,y veo también a mi papá. Creo que los conflictos entre ellos ya se han superado. Cuando se enteraron en la escuela de esto,dijeron que formo parte de una familia disfuncional y me hizo sentir mal.
Existe la creencia de que la separación de la pareja trae consigo graves conflictos familiares, particularmente en los hijos. Esto no es cierto en todos los casos o bien puede tratarse de una situación transitoria.

Una familia disfuncional es aquella que no logra adaptarse a los cambios y exigencias que requieren cada uno de sus integrantes, por eso "hay algo que no funciona". Cuando se forma una pareja, se espera que las cosas funcionen bien; si esto no sucede y se separan, todo comienza a acomodarse de distinta manera y esto puede ayudar a todos los miembros y hacerlos sentir bien.

Puede haber parejas que viven juntas, o bien, parejas separadas cuya relación es violenta y problemática y eso sí puede ser considerado disfuncional. Pero pueden existir parejas que viven juntas o bien que se separaron y lograron ponerse de acuerdo para el cuidado de los hijos, creando un ambiente más amistoso; en estos casos se puede decir que las cosas funcionan mejor.

De cualquier modo revisa qué es lo que te causa malestar y también es útil reconocer el dolor que provoca la separación de los padres, así como las cosas rescatables que mantienen tu relación con cada uno de ellos. En otra ocasión puedes mencionar que tus padres se han separado pero que entre ellos y tú existe una relación "muy funcional" y que eso te llena de alegría. Ojalá que las actividades del Programa Construye T abran la discusión sobre estos temas para ir tomando conciencia que todas las familias son distintas y que el buen o mal funcionamiento no depende sólo de quienes la componen, sino de la calidad en la relación.


Mis padres son autoritarios, pero ellos dicen que es por mi bien, ¿quién tiene la razón?
La autoridad es una función muy importante en las familias ya que permite definir quién toma las decisiones de relevancia para el grupo familiar. Las figuras de autoridad imponen reglas para la convivencia y organización de todos los integrantes. Se espera que esta función la ejerzan los integrantes de la familia que tienen mayor edad o jerarquía sobre los más pequeños. Los padres son los responsables de ejercer la autoridad sobre los hijos, pero cuidando que todos se sientan satisfechos y lleguen a acuerdos en beneficio del grupo familiar.

Uno o ambos padres son autoritarios cuando imponen reglas sin considerar al otro y su postura es inflexible; cuando exigen disciplina olvidándose de las necesidades y las circunstancias particulares de los hijos. Un padre autoritario exige obediencia incondicional a sus disposiciones y espera que su punto de vista sea respetado y no se cuestione. Los padres autoritarios utilizan el castigo en sus diversas formas para sancionar la desobediencia o bien para ejercer control.

En una familia la forma de ejercer la autoridad va cambiando, dependiendo de la madurez y crecimiento de los hijos. Es decir, cuando los hijos son adolescentes y jóvenes sus gustos e inquietudes son distintas así como sus necesidades, por lo que los padres o quienes ejercen la autoridad en la familia, deben darles más oportunidades de participar y tomar decisiones.

Si la forma como ellos llevan la autoridad te causa malestar, es importante expresarlo para que vean cómo te sientes. También es útil decirles qué situación te genera más conflicto y señalar la forma como te sentirías mejor.

Entre los jóvenes desafiar a la autoridad es algo frecuente, pero poco recomendable ya que trae consecuencias desagradables.

 


En mi familia existe la idea de que las mujeres deben servir a los hombres, en la familia de mi novia se considera la igualdad entre ambos sexos y yo en lo personal coincido con esto, no sé cómo convencerlos en mi casa de que cambien y por lo mismo evito
En muchas familias la cultura machista está fuertemente arraigada y según algunos antropólogos, se requieren 2 ó 3 generaciones para observar cambios en la forma de comportarse.

Si, como varón, estás convencido del principio de equidad entre hombres y mujeres, seguramente has tomado ideas que promueven el respeto y la igualdad y las consideras valiosas. De manera consciente has formado tu criterio y tratas de ser consecuente, lo cual expresa tu propio proceso de madurez personal.

De ninguna manera es recomendable crear enfrentamientos con la familia ya que es tu primer y principal grupo de apoyo. Sin embargo, es válido pensar y actuar de forma distinta si esto trae beneficios para los demás. Aunque puede ser difícil, es importante expresar las diferencias y ser tolerantes. Pedir y dar respeto es una buena opción.

En la relación con tu novia es mejor explicar lo que observas en tu propia familia y pedir su apoyo y comprensión. Ambos se sentirán mejor de reconocer las cosas tal como son y pueden buscar juntos alternativas para afianzar los lazos de confianza, sabiendo que en algunas cosas piensan distinto.

 


Mis padres no se ponen de acuerdo cuando pido permisos, ¿a quién le hago caso?
Es frecuente que ambos padres o bien otros adultos de la familia no se pongan de acuerdo respecto a las peticiones que hacen los hijos. Muchos podemos recordar anécdotas similares donde la respuesta de la mamá es: "dile a tu papá" o viceversa.

Cuando las decisiones respecto a los hijos no se comparten, suelen desencadenarse enojos y malos entendidos. Muchas veces este tipo de respuesta lleva implícito un temor a equivocarse con la decisión que se tome y evitar conflictos con la pareja.

Lo ideal es que los adultos que tienen autoridad en la familia estén de acuerdo respecto a las demandas que hacen los hijos. Los hijos pueden contribuir a facilitar la toma de decisiones expresando con claridad sus inquietudes e intereses a ambos y de preferencia juntos. Si la petición se hace con anticipación, se puede pedir que lo platiquen entre ellos y después den la respuesta. Aliarse con alguno de ellos para "salir ganando" es una opción poco recomendable ya que se mantendrá el conflicto con la parte contraria y podemos favorecer los conflictos de pareja.

Tratar de identificar los temores de los padres y dar soluciones puede generar mayor seguridad y facilitar que den respuestas donde todos queden satisfechos.

 Participación Juvenil

¿QUÉ CAMPOS DE ACCION NOS PROPONE EL PROGRAMA CONSTRUYE T PARA LA PARTICIPACION JUVENIL?
Como te habrás dado cuenta, todas las dimensiones del Programa "Construye T en comunidad educativa" requieren de la participación juvenil. Sin embargo, por la importancia que tiene las y los jóvenes se formen como ciudadanos/as se dedica a una dimensión del programa a promover experiencias de participación entre jóvenes y de colaboración con el mundo adulto en los siguientes campos:
La promoción de los derechos juveniles: este campo de acción busca crear en la juventud la conciencia de sus derechos, de su valor como personas, la convicción de que tienen mucho que aportar para el bienestar de la comunidad y que al asumir este compromiso ayudan a que las demás personas y sectores de la comunidad reconozcan a las y los jóvenes como agentes de desarrollo y ciudadanos con derechos plenos.
La conciencia ambiental: este campo de acción invita a las y los jóvenes a ser promotores de una cultura de respeto a la naturaleza, poniendo en marcha actividades que promuevan modos de vida sustentable, es decir, formas de producir, consumir y disponer los desechos de la actividad humana, que no contaminen, no destruyan y no agoten los recursos naturales y culturales que existiendo en cada comunidad, finalmente son patrimonio de todos y todas en el planeta y tendrán que ser heredados a las generaciones por venir.
La responsabilidad social: en este campo de acción se promueve la vinculación de las y los jóvenes con las necesidades más apremiantes de la comunidad, principalmente en la localidad o la entidad donde la escuela se encuentra, de modo que a través de actividades voluntarias o de servicio social las y los jóvenes colaboren en la resolución de algunas de estas necesidades. Así, se fortalecen los lazos de solidaridad entre las personas jóvenes y adultas; y se reconstruye la confianza y la capacidad de la comunidad de crear alternativas a sus problemas.
La ciudadanía juvenil: este campo de acción busca abrir los espacios de libre expresión a la juventud, a través de sus manifestaciones artísticas y culturales; así como promover su colaboración con organizaciones de la sociedad civil en acciones de fortalecimiento de la democracia mediante jornadas cívicas, talleres, foros, encuentros, cine fórum, entre otras.
La seguridad pública: este campo de acción invita a la juventud a realizar actividades que sirven para protegerles frente a los riesgos que corren en una sociedad donde la delincuencia organizada ha tomado fuerza. Se busca que a través de la información, la organización entre amigos y la colaboración con la escuela y otras instituciones públicas, se puedan prevenir situaciones que ponen en riesgo la vida y la salud física y mental de las y los jóvenes, movilizando una red juvenil.

En estos cinco campos de acción puedes promover muchas iniciativas con tus compañeros y compañeras. ¡Esperamos que realmente les sirvan como alternativas para ejercer su ciudadanía!

 


¿QUÉ DEBEMOS ENTENDER POR PARTICIPACION JUVENIL Y PARA QUÉ NOS SIRVE A LAS Y LOS JOVENES?
Seguramente en muchas ocasiones tú y tus amigos o amigas han sentido la necesidad de hacer algo juntos para cumplir un sueño, para resolver un problema propio o de otras personas que lo necesitan, o bien para evitar que se siga destruyendo este planeta. Tal vez, se han imaginado cómo hacerlo a través de la música, del video, del teatro, del performance, de la tecnología aplicada, de la fotografía, en fin, de alguna manera distinta y creativa. Bueno, pues la participación juvenil es precisamente, tomar la decisión de actuar junto con otras y otros para llevar a la práctica tu idea y así aportar alguna solución a un problema, carencia, necesidad o inquietud de la colectividad. En esta iniciativa, las y los jóvenes tienen un papel central: decidiendo, haciendo y provocando el cambio deseado.

Sólo hay que cuidar algo muy importante: que la forma de actuar de la juventud sea congruente con la democracia: tomando en cuenta las ideas y propuestas de todas las personas, invitando a la participación sin excluir a nadie, decidiendo de manera informada y reflexiva, buscando el acuerdo o la mayoría, respetando los acuerdos y las reglas que el mismo grupo se impone, actuando con transparencia e informando a la comunidad sobre lo que hagan y lo que logren. Estas experiencias les servirán para mostrarse a sí mismos/as que son capaces de transformar sus ideas o sueños en realidades, aprenderán a aplicar cosas que saben en la solución de problemas reales, fortalecerán sus lazos de amistad y abrirán canales de diálogo y colaboración con el mundo adulto, mostrándoles que la juventud también tiene "algo que decir" y mucho "que hacer" cuando hay que mejorar las cosas. Si quieres más información acerca del por qué la participación juvenil es algo muy importante para tu desarrollo y el de la sociedad, puedes leer el artículo titulado: "¿Cómo ejercer mi derecho a decidir?" que encontrarás en este mismo portal.

 

Proyecto de Vida

Estoy estudiando una carrera técnica automotriz y sí me gusta, pero también me atrae la contabilidad. No sé si seguir estudiando en la universidad una ingeniería relacionada con mi carrera técnica o de plano estudiar la otra carrera.
Para tomar una decisión en este sentido, tómate antes el tiempo de pensar a fondo qué es lo que te gusta más y qué es lo que quieres hacer dentro de unos años, ya como un profesional. Visualiza en qué escenario te sentirías mejor. También recaba información sobre las dos carreras profesionales que tienes ahora como opciones de estudio y analiza todos y cada uno de los factores relacionados con el estudio de cada carrera, con su campo laboral y lo que te dejaría a ti cada una para tu propio desarrollo como persona.

Ese proceso de auto-análisis y búsqueda facilitarán tu toma de decisión. Date el tiempo necesario para responder a las preguntas que requieres hoy plantearte para aclarar el panorama.

 


Quiero estudiar Biología experimental ...
ya conozco de qué se trata la carrera y siento que sí se me facilitaría estudiarla. Pero sólo la imparte el Instituto Politécnico Nacional y yo vivo en Tulancingo, Hidalgo. Mis papás me podrían apoyar un tiempo para conseguir un espacio donde quedarme en la ciudad de México, en lo que yo empiezo a trabajar. Mi inquietud es que mis papás se van a poner muy tristes porque ya no viviría con ellos. ¿De todos modos me voy a estudiar a la ciudad de México?

Parece que tienes varios factores a tu favor: que sí conoces el plan de estudios de la carrera y que te gusta y piensas que tienes las habilidades necesarias para cursarla y más tarde ejercerla. Además, contarías con el respaldo económico de tus papás en lo que tú consigues un empleo.

El desprendimiento de la familia puede ser un proceso difícil y un tanto doloroso, pero los jóvenes deben enfrentarlo, en la búsqueda de construir su propia vida. Si el resto de los factores parece favorecerte, entonces toma esta oportunidad y trata de que tus papás lo entiendan ahora. Es muy probable que al ver tus avances, tu crecimiento y tu maduración se sientan orgullosos de haberte dejado partir y que estés aprovechando la oportunidad, aunque ésta implique no vivir en el hogar de tu familia.


Me siento presionado por mis papás...
Dicen que como hombre debo elegir muy bien qué carrera estudiar porque debo escoger una que me permita tener dinero suficiente para mantener una familia. No sé cuál sea esa carrera y tampoco sé si quiero formar una familia.


Te recomendamos que inicialmente hagas un ejercicio para conocer más a fondo qué es lo que tú quieres. No importa que te lleves varios días, semanas o meses. Lo importante es que pienses qué es lo que te gustaría estudiar a ti, o, en su caso, qué ocupación te gustaría tener. Pero además de pensar en qué estudiar ahora que termines el bachillerato piensa qué dirección quieres que tome tu vida. Reflexiona sobre qué piensas ahora de la familia, del matrimonio, de la independencia de tus padres, de lo que te gustaría hacer en tu tiempo libre ahora y más adelante, de lo que es para ti un noviazgo, etc. Trata de pensar en todos estos temas porque todos ellos están relacionados y lo que pienses y las decisiones que vayas tomando al respecto influirán en los otros aspectos de tu vida.

Pídeles a tus papás un poco de tiempo para tomar tus propias determinaciones. Demuéstrales que pueden confiar en ti. Trata de tomar las riendas para no sentirte presionado y para no dejarte presionar, sobre todo a través de ideas que no son las tuyas precisamente. Eres responsable de ti mismo y tienes toda la capacidad para pensar en lo que tú quieres. Hazlo y conversa con tus papás para que sepan qué y por qué lo decides.

 


Varios de mis compañeros y las amigas con las que me junto ya saben qué carrera van a estudiar pero yo todavía no. A mí me gustaría ponerme a trabajar. Me gustaría ser demostradora de productos de belleza. ¿Está bien que me dedique a eso?
En el momento en que tienes que optar por tal o cual estudio profesional no es adecuado sentirse presionado por lo que otros estudiarán ni sentir que el camino que estás eligiendo es inapropiado.

Te preguntaría si sabes cuáles son los requisitos de estudios que se le piden a las demostradoras de productos de belleza. Es fundamental que investigues cuáles son esos requerimientos para cumplir con los estudios necesarios. Investiga también si se necesita tener cursos específicos, porque de ser así deberías estar atenta para inscribirte en las escuelas correspondientes.

Esta actividad por la que te sientes atraída no es menos valiosa que ninguna otra. Te recomendamos que pienses con calma si quieres dedicarte a ella durante los próximos años.

 


¿Es muy difícil estudiar Actuaría?
Todas y cada una de las licenciaturas demandan del estudiante atención, responsabilidad, compromiso y ética. Es posible señalar que los estudios universitarios los configura, en parte, el propio estudiante, ya que tiene cierto margen para optar por asignaturas, por profesores y por el grado de profundidad y amplitud con los que realiza sus trabajos escolares. En ese sentido, una carrera es más o menos "difícil" según las elecciones que el estudiante haga en las ocasiones en las que puede optar.

Sin embargo, una carrera es difícil cuando no es la que el estudiante deseaba cursar, o para la cual no tiene aptitudes, o bien sobre la que se había formado una falsa expectativa al no contar con información suficiente. Por eso es tan importante que los jóvenes de bachillerato, por un lado, se informen ampliamente sobre el perfil de la o las carreras que le interesan, y, todavía más relevante, que procuren acercarse a lo que quieren, que conozcan sus competencias y sus intereses.

Cabe entonces que te hagas la siguiente pregunta: ¿cuál es el perfil profesional del actuario?, ¿cuáles son las materias que cursa, las áreas de especialización, el campo laboral, entre otros? Piensa detenidamente, luego de tener todos estos datos reunidos, si es la carrera que te gustaría estudiar y si tienes aptitudes para ella.


Leí que Administración de empresas es una de las carreras más demandadas ...
y pues seguramente será difícil que me quede. Ya no sé que hacer porque yo quería estudiarla. No sé qué otra cosa podría estudiar porque no me atraen muchas carreras, casi ninguna otra.


Efectivamente, Administración de empresas es una licenciatura de alta demanda en nuestro país. Algunas encuestas indican que es una de las carreras que la gente percibe como muy prestigiada, además de la de Derecho y Medicina; muchas personas piensan también que es una de las mejor pagadas. Y, de acuerdo con el Observatorio Laboral, que se basó en los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del primer trimestre de 2008, Administración ocupa el onceavo lugar en cuanto a ingreso mensual.

Sin el propósito de desanimarte para que no estudies esta carrera, te proponemos que pienses más a fondo en cuáles son tus intereses de mediano y largo plazo, cuál es el sentido que quisieras que tuviera tu vida laboral y, en general, tu vida, y notaras con claridad cuáles son tus aptitudes. Este ejercicio de auto-análisis te servirá para encontrar otras opciones de estudio. Quizá encuentres que otras disciplinas también te llaman la atención, que tienes habilidades para desempeñarlas y que son actividades que te gustaría realizar profesionalmente.

En general se conocen sólo unas cuantas carreras pero no buscamos información sobre otras opciones. Y es importante que, antes de tomar la decisión de qué licenciatura estudiar, dispongas de información amplia sobre carreras con buenas perspectivas en las que menos estudiantes se inscriben pero que te conducirán posteriormente a interesantes opciones laborales. Revisa este mismo portal y conéctate a la página de Orientación Vocacional.


Quiero decirles que estoy un poco confundida porque yo quiero estudiar psicología ...
se me hace bonita la carrera, pero me desespero mucho con mi hermanita más chica, que tiene 5 años. Yo tengo 17. ¿Si me desespero es que no sirvo para estudiar esa carrera?


Cada una de las carreras universitarias plantea un perfil de ingreso, es decir, ciertas características que el alumno debería tener para estar en amplias posibilidades de tener un desempeño adecuado durante el estudio de la carrera.

¿Conoces cuál es el perfil de ingreso de la carrera de psicología en la universidad donde la quieres estudiar? Es muy importante que tengas esa información a la mano para que veas cuáles son las habilidades y capacidades con las que deberías de contar ahora y las que desarrollarás a lo largo de tu formación académica para cursar esta licenciatura.

Un solo factor no podría ser suficiente para descartar que estudies una determinada carrera. Habría que pensar más ampliamente si otros rasgos de tu personalidad no serían los más adecuados para estudiarla y después ejercerla.

Te sugerimos que reflexiones de modo más profundo sobre tu capacidad para dedicarte a este disciplina y también que investigues si otras carreras también te llaman la atención. Quizá no has pensado suficiente en otras opciones. Es muy importante que dispongas de información sobre varias alternativas para que estés más segura de cuál escoger y por qué.


Para qué estudio, si no hay oportunidades.
¿Cómo qué oportunidad te gustaría que llegara a tu vida? ¿Te has puesto a pensar en eso? Tómate unos minutos y piensa realmente qué es lo que deseas llegue a tu vida y que tú lo pudieras llamar "oportunidad".

En Construye T consideramos que hay oportunidades valiosas y que chavos y chavas como tú, siempre podrán encontrar la mejor para empezar. Déjanos ayudarte.

1.- Identifica en qué etapa de tu vida te encuentras.
Realmente qué es lo que deseas hacer, toma la decisión, si es continuar con tus estudios o bien, si deseas comenzar a trabajar.

Si es la primera opción, infórmate, busca qué es lo más cercano que tienes y no sólo físicamente, sino como posibilidad familiar. No veas sólo lo malo; tampoco digas "eso no quiero", busca, pregunta, siempre en cualquier cosa tenemos algo que aprender y sobre todo algo que dar. Dale la oportunidad a las personas de que te conozcan y que conozcas algo nuevo para tu vida. Si es la segunda opción, escribe honestamente cuáles son tus habilidades y exactamente que es lo que estás dispuesto o dispuesta a hacer.

2.- Ya que seleccionaste si te encuentras en la etapa de estudios o en la etapa laboral, identifica qué objetivo tienes, si es aprender, o el simple hecho de ganar un espacio.
Los dos objetivos son validos, y sólo tú puedes saber cuál es el que te corresponde; pero puede ser más fácil establecer una relación con alguien a quien le dices que quieres aprender, ya que siempre te dará una oportunidad: a todos nos gusta enseñar.

Conclusión: Toma decisiones. Investiga. Infórmate. Y sobre todo marca objetivos para tu vida.

 

Docentes

 

¿Están deacuerdo con que los docentes temen tener contacto con los(as)jóvenes, porqué piensan que al acercarse a ellos, pueden perder su autoridad, que por costumbre han adquirido,dificultando el crecimiento académico y como persona de las y los alumnos?
(José Luis Rodríguez R., Cecyt 3, Iguala Guerrero)


Entablar relaciones verdaderamente humanas con los alumnos es estimulante y altamente transformador. Al respecto Carl Rogers afirma: "...en mi carácter de asesor psicológico observé, tratando con estudiantes con problemas de angustia personal, que el hecho de hablarles, aconsejarles y explicarles las circunstancias y transmitirles el significado de su conducta no contribuía a nada. Poco a poco comprendí que confiando más en su condición de seres humanos intrínsecamente aptos, siendo auténtico yo mismo con ellos y procurando entenderlos en su forma de sentirse y percibirse desde dentro, se iniciaba un proceso constructivo. Para mi asombro comprobé que mis clases se convertían en lugares de aprendizaje más animados cuando dejaba de ser el maestro. No fue fácil, antes bien, sucedió de manera gradual".

       


¿Qué estrategia(s) se podría(n) poner en práctica al enfrentar una total apatía por parte de los docentes?
(José Luis Rodríguez R., Cecyt 3, Iguala Guerrero)

Habrá que preguntarse qué le sucede, no sólo a un docente, sino a cualquier persona que se ha abandonado a la apatía, renunciando así al gozo de estar vivo.El nacimiento es un hecho que se nos ha impuesto y es nuestra tarea encontrarle sentido a la existencia, hacer que esta vida sea nuestra.Emerger como sujeto es un compromiso que requiere de esperanza. Si un individuo vive un proceso de autodesintegración (desubjetivación) en lugar de autoafirmación (subjetivación), tal vez pueda ser auxiliado a través de grupos de encuentro, en los que tenga oportunidad de percibir aspectos poco explorados de sí mismo, y también compartir vivencias con otros docentes que le devuelvan alegría, o le muestren un enfoque distinto de la vida.La pérdida de interés de los docentes en su trabajo, es medular, ya que si queremos pensar en una nueva escuela centrada en el sujeto; de manera inmediata nos inclinaremos por creer que los profesores, producto de su vocación, están deseosos de disfrutar día a día el encuentro entre su yo y el de los educandos.

A este respecto, el psicólogo norteamericano Carl Rogers ha dado múltiples respuestas mediante investigaciones y una intensa búsqueda de elementos que revitalicen la escuela y la conviertan en una experiencia significativa tanto para los educadores como para los educandos. Incluso narra su experiencia personal al respecto en su libro "Libertad y creatividad en la educación".

     


¿Sí tomamos comopremisa que nos llegamos a conocer a partir de las "lecturas" (autopercepción) que nos ofrece el mundo, la sociedad, la escuela, entonces:
¿Como hacer para ofrecer, a los jóvenes, lecturas diferentes de sí mismos y no sean las impuestas o poco reales como las que ofrecen los medios masivos de comunicación?
(Oscar López, Tepic Nayarit)

El autoconcepto inicial que logramos de nosotros mismos, es resultado de la interacción con nuestros padres en los primeros años de infancia, del grado de aceptación o rechazo que tengamos a nuestras iniciales manifestaciones espontáneas y autónomas, o bien la forma en que tuvimos que "negociar" para ser integrados a la familia.La escuela es el segundo espejo en el que habremos de mirarnos y corroborar o transformar esa imagen que tenemos de nosotros mismos y el nivel de aprecio que hemos alcanzado por nuestra persona.

Hoy día vivimos en una era en la que la comunicación y la tecnología han robado espacios políticos y el sujeto se ve avasallado por patrones impuestos que poco tienen que ver con su esencia. Son mecanismos de dominación y alienación mucho más inaprensibles, que a decir del sociólogo Farhad Khosrokhavar se trata de "sistemas soft que expropian los unos a los otros de su capacidad de crítica y de contestación en los ámbitos en los que las nuevas formas de dominación son tanto más poderosas cuanto más anónimas". No obstante, el mismo sociólogo habla de que en esta nueva situación, en la que se pierde el carácter central de lo político, se crea un vacío en el que es posible que emerja el sujeto ocupando el lugar del actor social de antaño.Si se vislumbra que no todo es negatividad, la escuela puede aprovechar este vacío y convertirlo en un lugar de iniciativa, de libertad, de autoafirmación del sujeto.

Consideramos que será posible una resignificación a esas "lecturas impuestas o poco reales" a las que se ven expuestos los y las jóvenes, le en la medida en la que se cuente con espacios de autoexploración, autorreflexión y por lo tanto autorrealización dentro de la escuela. La sensación de plenitud emanada del contacto con uno mismo, supera cualquier obstáculo.

     


¿Me pueden sugerir algunas estrategias que me permitan como facilitadora, ayudar a los jóvenes a constituirse como personas?
(Maricela Núñez López, CBTA 1911-1 Quchultenango, Guerrero)


Tu papel como facilitadora es fundamental en el plantel, ya que tanto educadores como educandos necesitan ser empapados con ideas frescas, revitalizantes, comprensibles y empáticas, en la difícil tarea de encontrarse a sí mismos, aprender a ser, y a construirse como personas.

Si estás interesada en brindar este acompañamiento en forma genuina, busca que exista también un compromiso de tu parte por "ser". El sociólogo Alain Touraine en su libro "A la búsqueda de sí mismo " asegura que no basta exhortar al ser y tener la buena voluntad de proveer a los y las jóvenes de herramientas para que se construyan como personas; es necesario primero "que yo mismo me transforme para ser capaz de hacer vivir en mí mis nuevos temas de reflexión y de pasión".

Esta idea es reforzada por Carl Rogers en su libro "Libertad y creatividad en la educación", quien insiste en que el docente, visualice a los estudiantes como fuerza transformadora de la escuela y de cada uno de sus actores, es decir, se trata de abrir espacios de expresión y participación juvenil para que ellos sean los protagonistas de su propio aprendizaje.Es importante que los y las jóvenes cuenten con áreas para poner en común los recursos que poseen como personas y puedan practicar ser ellos mismos. El aprendizaje cooperativo brinda importantes oportunidades para esto, porque cada cual alcanza su objetivo académico cuando el grupo lo ha alcanzado también; cada uno enriquece al equipo con lo mejor de sí mismo.

Seguramente puedes, a partir de tu sensibilidad, creatividad y el contexto específico de tu centro de trabajo, preparar algunas propuestas que refuercen la labor de los educadores y que además fortalezcan a los y las jóvenes en ese permanente proceso de construirse como personas.

       


¿Considero que se debe trabajar de manera más fuerte, el ámbito afectivo y ser sensibles a la realidad de cada uno de los estudiantes, a sus problemas, sus preferencias sexuales y culturales, para evitar dificultades como la alexitimia?
(José Carmen Arizmendi, CONALEP 113, Chilpancingo Guerrero)



Estamos de acuerdo contigo, la escuela debe tomar en cuenta las necesidades afectivas de los educandos y abrir espacios para su expresión, en ambientes seguros e incluyentes; en los que no sólo sean toleradas, sino respetadas las diferencias sexuales, culturales, de género, de raza, sociales, económica. Así los centros educativos representarán y serán mayormente percibidos como una oportunidad de enriquecimiento y crecimiento social.El sociólogo Alain Touraine, en su libro "A la búsqueda de sí mismo", asegura que el concepto de sociedad que teníamos en los años setenta ha sido trascendido y en su lugar existen espacios de discusión en los que se debate sobre los derechos humanos, lo cual ha sido posible gracias a que los grupos minoritarios como homosexuales, o las mujeres... alzan la voz reclamando ser respetados y respetadas.

       


¿Cómo puedo aceptar mi apariencia física?
Resulta complicado cambiar las cosas que no me agradan de mi apariencia física, sin embargo, en la medida en que me esmero en mis cuidados de arreglo personal, higiene, alimentación, ejercicio y también espiritualmente, voy fortaleciendo mi autoestima, lo que me ayuda a aceptarme.

Me conviene practicar una vida saludable para lograr mayor aceptación de mí mismo, de mí misma y de los demás.

       


Qué necesitan los educadores y las educadoras para propiciar la creatividad en el ámbito escolar?
Dada la importancia de la creatividad para la vida de las y los jóvenes, los docentes deberán proponerse desaprender las propias expectativas y las creencias preconcebidas y estereotipadas relativas a sus estudiantes, que obstaculizan un proceso auténtico de intercambios. Así lograrán evitar el papel de "transmisor del conocimiento", o de sólo cumplir con la clase o con la lección.

Los ambientes creativos incluyen múltiples estímulos sensoriales auditivos, olfatorios, de libertad de movimiento, de confianza, camaradería, cordialidad, colaboración, inclusión, tolerancia y consideración. Como ejemplos para la promoción de este tipo de ambientes, sugerimos consultar las actividades que pueden desarrollarse en el aula, propuestas en la sección de docentes de la dimensión Conocimiento de sí mismo.

       


¿Qué hago si en los espacios de autoconocimiento implementados en el aula emergen problemas de los y las jóvenes que ameriten ayuda especializada?
Generalmente son pocos los espacios que abrimos en la escuela para lidiar con nuestras emociones y expresarnos libremente, es por ello que al hacerlo pueden aflorar entre los y las jóvenes aspectos que los estén intranquilizando o tengan mucha necesidad de comunicar. En ocasiones puede ser que al entrar en contacto consigo mismos lloren o mencionen alguna experiencia dolorosa. Debemos estar preparados para que esto suceda y contar con direcciones o nombres de instituciones a los que pueden derivarse los casos que ameriten una atención especializada.

     


¿Cómo puedo cambiar el concepto de mí mismo?


Para lograrlo debo asegurarme de ser auténtico en el aula, haciendo un inventario minucioso de mis virtudes y defectos de carácter y teniendo un deseo sincero de realizar cambios así como practicar la tolerancia y el perdón a uno o a una misma, para seguir adelante descubriendo con sentido del humor mis propias ideas ocultas y mejorar lo que no me agrada tanto.

       

¿Cómo puedo incrementar la capacidad de mis alumnos para desarrollar sus potencialidades?
Es recomendable:
centrarse en los recursos que poseen,
reconocer públicamente las aportaciones acertadas,
facilitar que cuenten con más tiempo y espacio para aprender del ensayo y error,
propiciar la búsqueda constante de ideas originales y
aplicar ejercicios lúdicos para desarrollar el pensamiento divergente.

       

¿Cómo intereso a mis estudiantes en la búsqueda de sí mismo?
Sin entrar en el campo de la psicoterapia, es posible hablar de la búsqueda de sí mismo en el terreno pedagógico, que es justamente el campo que corresponde a la escuela. Se trata de allegar recursos a los y las jóvenes que les permitan fortalecer su mundo interior, expresarlo y reconocerse en este proceso como seres únicos.

Si el objetivo de la educación es el preparar a los y las jóvenes para la vida, el "aprender a ser" reviste especial importancia en el proceso de enseñanza-aprendizaje

     

¿Siendo una docente con un número bastante considerable de estudiantes y tiempos muy ajustados para cumplir los compromisos académicos, cómo puedo ocuparme de potenciar su autoestima?
Quizás el momento más difícil de nuestro quehacer como educadores es cuando por circunstancias determinadas, ajenas a nuestra voluntad, sentimos que estamos en peligro de perder el sentido de nuestra vocación, y con ello la posibilidad de incidir positivamente en las vidas de nuestros educandos.

Tener una cantidad elevada de estudiantes, no permite otorgar un trato personalizado; mientras el educador responde a las necesidades de uno de ellos, debe a la par atender un aula ocupada por todos los demás. Su labor se torna en ese sentido más compleja que la de un terapeuta que generalmente trabaja con una sola persona o con un pequeño grupo.

Pero si como educador dejo de sentir que todo el peso de la responsabilidad cae sobre mis hombros y confío también en los saberes del grupo, puedo sentar las bases para que cada quien encuentre un espacio, un camino para descubrir los recursos que posee, practicar ser ellos mismos y darse cuenta de lo importante que es enriquecer con sus aportaciones la vida en un aula compartida por todos.

Apoyarnos en el grupo para elevar el auto-aprecio de los y las jóvenes puede ser más efectivo de lo que imaginamos. Recordemos que el estatus social entre iguales es fundamental para las y los adolescentes. El grado en que son aceptados o rechazados por sus compañeros determina en gran medida su desarrollo socio-emocional y cognitivo en el aula y en su vida, porque el ambiente social inmediato da significado y perfila las actitudes.

En esta etapa de la vida los y las jóvenes comparten en general, por razones cronológicas, grados similares de madurez cognitiva, social y emocional. Y en su relación de pares, si bien no existen diferencias de autoridad por la edad, ellos y ellas mismas tendrán que negociar entre sí la estructura grupal y las jerarquías con las que quieren que opere, en cuyos niveles y estilos de influencia sí podemos incidir como educadores, es decir, si deciden que uno o unas mandan y otros obedecen o todos pueden proponer, o se establecen relaciones de explotación, abuso, cooperación, compañerismo

Animar un clima de inclusión y participación equitativa en la dinámica de mi clase, ofrecerá la posibilidad a cada cual de comprobar su eficacia y enriquecer a la colectividad con lo mejor de sí mismo, lo que seguramente podrá ser reproducido por los pares en su relación extra escolar, mejorará su autoestima y elevará su salud psicológica.

     


Como docente de una asignatura, ¿cómo puedo animar el autoconocimiento entre mis estudiantes?
La escuela es la continuadora de la imagen que de sí mismo se hace el individuo en el seno familiar. Es a partir de su relación con el educador y en la interacción con sus iguales, así como a través de sus experiencias de éxito académico, que los y las adolescentes se autovaloran.

Si como educadores estamos conscientes a diario del trascendental papel que jugamos en la construcción de las vidas de nuestros educandos, facilitaremos un ambiente plural y flexible en el que sea posible descubrirse en su "yo" único entre los otros, con sus aciertos y viviendo los errores como oportunidad de aprendizaje y transformación y no como fracasos.

La mirada a través de este "segundo espejo" que es el aula, es una oportunidad para que los y las jóvenes puedan "a partir de lo que reciben de los otros", restituir una imagen positiva de sí mismos adquirida en la familia, o bien transformar una imagen alterada de sí, resultante del rechazo, el abandono o la falta de afecto vivida con los padres.

Son culturales los criterios mediante los cuales los y las jóvenes se juzgan a sí mismos, es decir, la autovaloración que se hagan dependerá de la comparación que resulte de lo que se espera de ellos. En ese sentido, innumerables investigaciones evidencian que son mejores alumnos quienes cuentan con educadores que tienen altas expectativas sobre ellos. Podemos comenzar entonces por confiar plenamente en las potencialidades de los y las jóvenes a quienes tenemos oportunidad de formar.

Otro aspecto que puede resultar favorable en este sentido es abolir la competencia basada en evaluaciones y fomentar el aprendizaje cooperativo, en el que se busca un fin común, a través de la participación de todos porque la contribución de cada uno es necesaria. El aprendizaje cooperativo es generador de climas confiables en el que es posible sentirse aceptado, apreciado, porque cada uno puede ejercitar los recursos que posee, lo que constituye una innegable fuente de autoconocimiento y autoafirmación. La habilidad para ser sensible a la perspectiva del otro surge de estas experiencias, así también la posibilidad de potenciar la propia estima; fluyen las ideas con naturalidad, es eficaz el intercambio de información y por lo tanto mejora el rendimiento académico.

Podría parecer que una asignatura determinada en nada se relacione con la búsqueda del conocimiento de sí mismo, pero el aprendizaje significativo sienta sus bases en la traducción que los individuos hacen de los estímulos e información que reciben, a través de las vivencias en las que su mundo interno juega un papel preponderante.