Get Adobe Flash player
Tweet

Actividades Construye T

Conocimiento de sí mismo

DANDOLES LAS MISMAS OPORTUNIDADES A ELLAS Y ELLOS
SIGNOS DE ALERTA
Si tu hijo varón se expresa de manera despectiva y es agresivo física y verbalmente con las mujeres.
Si tu hija mujer se deja maltratar, celar y someter por los hombres.
Si tu hija se considera inferior por el hecho de ser mujer.

LO QUE HABRIA QUE EVITAR
Reforzar la desigualdad entre hombres y mujeres, repitiendo todas las formas de machismo.
Negarle a tu hija oportunidades para su vida sólo por el hecho de que quiera hacer cosas que no son típicas de mujeres.
Forzar a tu hijo a hacer sólo lo que tú consideras que es de hombres.

LO QUE ES RECOMENDABLE HACER
Piensa que tanto ellos como ellas tienen derecho a realizar sus sueños, y que no hay que limitarlos por su sexo.
Propónganse como papás no usar más frases que refuercen el machismo, tales como: "los hombres no lloran" o "cuida tus gallinas que mis gallos andan sueltos".
Acompaña de igual forma a tus hijas e hijos en su esfuerzo por adquirir nuevas capacidades.
Orienta a tus hijos e hijas cuando demuestren falta de tolerancia, desprecio o prejuicios que fortalezcan la inequidad.
Permite que tanto tus hijas como tus hijos opinen, participen y decidan en aspectos de importancia familiar.
Distribuyan los quehaceres familiares de igual manera entre hombres y mujeres.

REFLEXIONES PARA TI

Como padres y madres somos también producto de un medio social con roles establecidos y reproducidos para hombres y mujeres. Por ello cabe preguntarnos si en las relaciones que establecemos en la familia estamos repitiendo estos estereotipos y si valoramos de la misma manera tanto a nuestras hijas como a nuestros hijos, designándoles las mismas responsabilidades, distribuyéndoles las mismas tareas en el hogar, por ejemplo; y dándoles las mismas oportunidades para destacar en los deportes, el baile, o bien para proponer, organizar, etc.

Elaborado por: Patricia Espinosa, Artistas por la calle a.c.


CONOCIENDO EL MUNDO INTERIOR DE MI HIJO O HIJA
Es posible fortalecer el mundo interior de nuestros hijos e hijas y apoyarlos en conocer aquello de lo que son capaces, quererse y desarrollarse con libertad.

SIGNOS DE ALERTA
Si tu hijo se considera siempre fracasado, feo, tonto, o de alguna manera inferior a los demás.
el otro extremo, si tu hijo se considera superior a todos los demás.
Si tu hijo o hija necesita hacer cosas extraordinarias para llamar la atención: arreglos excesivos en su apariencia, comportamiento impecable, ser siempre el centro de atención.

LO QUE HABRIA QUE EVITAR
Reforzar sus complejos con frases como: eres un tonto, tenías que ser tú.
Exigirle de manera desmedida perfección en todo lo que hace.
Hablar mal de él o ella con otras personas.

LO QUE ES RECOMENDABLE HACER
Celebrar, reconocer y compartir sus logros, por pequeños que parezcan.
Comprender sus errores o fallas y hacer de ellos motivos de aprendizaje.
Aceptar sus opiniones.
Atender y dar seguimiento a sus problemas.
Estimular sus capacidades.
Asignar responsabilidades adecuadas a su edad.
Atreverse a expresar los sentimientos ante tus hijos, es la mejor manera de que ellos expresen los suyos.
Atreverse a reconocer ante tus hijos tus limitaciones.

REFLEXIONES PARA TI
Ayudar a nuestros hijos a que mejoren la imagen que tienen de sí requiere de algo más que frases cariñosas o alentadoras. Requiere de una atención constante a lo que va ocurriendo en sus vidas, de una presencia cercana y exigente.
Es conveniente hacer una revisión de nuestros actos y actitudes porque suele ocurrir que exigimos a los hijos cosas que nosotros no hemos logrado.
Sentirnos satisfechos con quienes somos, no sólo es la base para aceptarnos y querernos, sino también para poder cambiar aquello que no nos gusta de nuestra forma de ser.
Si me conozco a mí mismo o a mí misma, con mis cualidades y limitaciones, tendré oportunidad de reflexionar para desarrollarme plenamente y para tomar decisiones acertadas sobre mi vida futura.

Elaborado por : Patricia Espinosa, Artistas por la calle a.c.

Participación juvenil

ESPACIOS SANOS PARA LOS JOVENES
SIGNOS DE ALERTA
El que con lobos anda, a aullar se enseña. Señales de que algo puede andar mal.

Si tu hijo/ hija se niega a presentarte a sus amigos, o se enoja cuando tratas de indagar sobre ellos.
Si te oculta a dónde va o en dónde está y con quién.
Si evade tus preguntas sobre sus compañías.
Si sus amigos son considerablemente mayores que él o ella.
Si deja de salir de casa o modifica repentinamente sus gustos o hábitos.

LO QUE HABRIA QUE EVITAR

No juzgues por anticipado a sus amigos y amigas, su entorno, sus actividades o pasatiempos, esto incluye evitar frases como: "ya deja a ese grupo de vagos;" "no me gusta que te juntes con fulanito de tal;" "eso no te va a dejar nada bueno".

No prohíbas total e indiscriminadamente las salidas, tampoco sus pasatiempos (ver televisión, usar el teléfono celular o Internet).

No invadas su espacio vital (no esculques sus cosas, no leas su diario.), a menos que tengas evidencia de que algo grave está pasando (consumo de drogas, uso de armas, etc).

No confundas la confianza en él o ella con el desentenderte de él/ ella y no permitas que él o ella te manipule utilizando la confianza - desconfianza que le tienes y su derecho a la libertad.

LO QUE ES RECOMENDABLE HACER

Acuerda con tu hijo o hijas límites claros: horarios para las salidas, frecuencia, comunicación que debe establecer contigo cuando está fuera de casa.
Dialoga con él o ella sobre sus intereses (recuerda que aunque para ti puedan parecer cosas absurdas para él/ella son importantes).
Apoya sus decisiones cuando decide involucrarse en una actividad, artística, recreativa, social, etc.
Interésate por conocer sus gustos y aficiones, sugiérele lugares donde pueda compartir o aprender con otros jóvenes. Investiga opciones para ellos (scouts, de música, de teatro, etc.)
Exprésale tu interés sincero por conocer a sus amigos y sus entornos, abre la posibilidad de que se encuentren en tu casa.
Escúchalo/la siempre que quiera contarte algo, aunque pueda parecer un chisme sobre sus amigos, normalmente en estas historias hay algo revelador sobre tu hijo/a.

REFLEXIONES PARA TI

Comprende que los amigos son vitales en esta etapa de la vida y que los y las jóvenes los defienden "a capa y espada". Ese grupo con el que anda de un lado a otro es su fortaleza, su seguridad, por ello conviene que los conozcas lo mejor posible.

Elaborado por: Patricia Castilleja, Servicios a la Juventud A.C.

Proyecto de vida

OPCIONES DE FUTURO

Descargar